Cómo elegir la mejor guardería en Madrid

Una guía práctica y completa paso a paso 


¿Buscas guarderías en Madrid para tu pequeño y no sabes por dónde empezar? Ante la amplia variedad de tipos de jardines de infancia disponibles, te vamos a dar algunos criterios que te ayudarán a elegir la mejor opción. Cuando nos convertimos en padres y madres, enfrentamos decisiones cruciales que marcarán el futuro de nuestros hijos. La elección de la escuela infantil es una de las más importantes y determinantes. 

Si te asaltan mil dudas, no sabes qué precios hay o te preguntas qué criterios valorar, sigue leyendo. Aquí te guiaremos paso a paso para que esta experiencia sea tan apasionante y enriquecedora como ver crecer a tu hijo. Anota algunos tips prácticos y consideraciones clave para asegurar que encuentres el entorno perfecto para el crecimiento y desarrollo de tu pequeño. 

primeros_pasos_para_buscar_guarderias_en_madrid

Primeros pasos para buscar guarderías en Madrid


La capital española cuenta con una variada oferta de guarderías, algunas privadas y con métodos especiales, otras bilingües y muchas guarderías públicas. La oferta es amplia, y puede ser incluso abrumadora.   

En Madrid hay centenares de colegios, dentro de los cuales algunos tienen guardería. También hay centros infantiles que solo admiten alumnos hasta seis años. En total en Madrid hay 377 centros infantiles, distribuidos en distintas zonas y con muchos modelos educativos.   

Deberemos seleccionar entre: 

  • Centros privados, públicos o concertados 
  • Guarderías en Madrid religiosas o laicas 
  • Guarderías Bilingües o solo en español 

También hay otros aspectos a considerar, como el prestigio del centro infantil, las instalaciones, el fomento del deporte y muchos criterios más. Otro punto importante es si el centro tiene currículo académico hasta los 18 años, o se termina a los seis. 

primeros_pasos_para_buscar_guarderias_en_madrid

Guarderías privadas y públicas en Madrid: explorando las diferencias


Ten en cuenta que hay unas cuantas diferencias significativas entre las guarderías públicas y las de financiación privada.  

Los centros de educación infantil privados en Madrid suelen tener grupos más pequeños y una relación maestro-alumno más favorable. Esto permite una atención más personalizada. Los educadores pueden prestar una atención más cercana, facilitando el desarrollo integral de cada niño. 
 
El enfoque educativo es otro aspecto crucial a considerar al elegir entre guarderías públicas y privadas. Las primeras suelen seguir programas establecidos por el Gobierno y pueden tener un enfoque más generalizado en el cuidado y la supervisión. Las guarderías privadas, por su parte, tienen más libertad para implementar programas educativos especializados y personalizados. Desde el arte o el deporte hasta la ciencia, las guarderías privadas fomentan que los niños descubran y desarrollen sus pasiones. 

Otra gran ventaja de los parvularios privados es que a menudo invierten en instalaciones modernas. Suelen tener equipos educativos de vanguardia y entornos diseñados para estimular el desarrollo infantil. Este ambiente positivo facilita el desarrollo de habilidades cognitivas, emocionales y físicas de manera integral. Tecnologías educativas, recursos multimedia interactivos y herramientas didácticas avanzadas pueden enriquecer el proceso de aprendizaje. Al mismo tiempo, diferentes colores y texturas o espacios temáticos contribuyen a la formación de conexiones neuronales y al desarrollo de habilidades cognitivas tempranas. 
 
Para terminar, a menudo las guarderías privadas en Madrid ofrecen mucha más flexibilidad para los padres y madres. Pueden tener horarios más personalizados y adaptarse a necesidades concretas. Además, algunas tienen servicios adicionales, como el cuidado después del horario regular o actividades extracurriculares. Esto ayuda a los padres a una mayor conciliación entre la vida laboral y familiar. 

Contáctanos

¿Cuánto cuesta una guardería privada en Madrid?

¿Cuánto cuesta una guardería privada en Madrid?

¿Merece la pena la inversión?


Las tarifas de las guarderías privadas en Madrid varían ampliamente. Ten en cuenta que cada guardería es distinta, pero el coste mensual puede oscilar entre los 300 y los 1,000 euros o más. Este rango tan amplio dependerá de factores como la ubicación, las instalaciones, el currículo, el ratio de profesor por alumno y más.  

Además, algunas guarderías pueden ofrecer descuentos por pagos anticipados, múltiples hermanos o contratos a largo plazo.  
 
Si estás pensando elegir entre escuela infantil privada o pública, es posible que hayas escuchado a amigos o familiares frases como: ‘la guardería no es tan importante’. En realidad, en los primeros años de vida se forma gran parte de la personalidad y habilidades de las personas. La educación temprana es crucial para el desarrollo integral de un niño. En este sentido, las guarderías privadas suelen ir más allá de lo mínimo. Cuentan con programas que estimulan el aprendizaje, la socialización y el desarrollo emocional. Este enfoque puede que sea decisivo para el rendimiento académico del niño. 

Por otro lado, para muchos padres, la guardería privada es vital para conciliar las demandas laborales y familiares. Este tipo de centros ofrecen más flexibilidad, así que es otro punto muy importante para decidir si vale la pena. 

que_define_una_buena_guarderia_en_madrid

¿Qué define una buena guardería en Madrid? ¿En qué me fijo a la hora de visitar un centro infantil?


Un punto clave al escoger guardería es el aval que te ofrece de calidad. ¿Está en los rankings o ni aparece? Busca cuáles son las mejores guarderías en Madrid, y esto te dará un extra de confianza.   

También es fundamental el currículo, un aspecto crucial al elegir una guardería. Pregunta sobre los enfoques pedagógicos, los métodos de enseñanza, y cómo se aborda el desarrollo integral del niño. Además, verifica si la guardería sigue un plan de estudios reconocido o cuenta con algún programa educativo pensado para potenciar la educación desde los primeros años escolares.  

Otro indicador de una guardería excepcional es el ambiente que ofrece a los niños. Al entrar, pregúntate: ¿te parece cálido y acogedor? Los rincones coloridos y el juego ordenado indican un entorno propicio para el desarrollo infantil. También ten presente la seguridad. Fíjate en los detalles, y analiza si el entorno está adaptado para evitar accidentes.  

Otro criterio para elegir guardería en Madrid es el tema de los profesionales. Es importante que estén cualificados, pero también valora que sean afectuosos y empáticos. En estos años, los niños necesitan este tipo de trato y atención más que nunca.   

Pregunta sobre la relación personal-alumno y cómo se garantiza una atención adecuada para cada niño. Esto también es fundamental, porque ni el mejor profesor podrá cuidar bien a tu hijo si tienes demasiados niños a los que atender. 

Una buena guardería no solo cuida a los niños, sino que también los nutre intelectualmente. Investiga sobre el programa educativo ofrecido.   

  • ¿Está estructurado de manera que abarque áreas clave de desarrollo?  
  • ¿Incluye actividades estimulantes que fomenten la curiosidad y la creatividad?  

La combinación de juego y aprendizaje es esencial en las primeras etapas de la vida.  

También es fundamental que el centro ofrezca una alimentación saludable y variada. Una dieta equilibrada proporciona los nutrientes esenciales necesarios para el desarrollo físico y cognitivo de los niños. Además, evitar alimentos altos en azúcares y grasas saturadas contribuye a mantener niveles de energía más estables a lo largo del día. No olvides que  la guardería puede desempeñar un papel crucial en la formación de preferencias alimenticias de tu hijo.  

Errores a evitar a la hora de elegir una guardería en Madrid

Errores a evitar a la hora de elegir una guardería en Madrid


Uno de los errores más comunes es no dedicar tiempo suficiente a la investigación. Compara, pregunta, haz listas de ventajas e inconvenientes y visita diferentes centros. Así podrás asegurarte de que una decisión tan crucial no la has tomado demasiado deprisa. 

No olvides la importancia de elegir un colegio privado en la etapa infantil. Hay guarderías buenas en el centro de Madrid y alrededores. Sin embargo, no todas ellas permitirán una transición a la Primaria tan fácil para el niño y los padres. Elige una guardería en Madrid que además tenga continuidad hasta Bachillerato. Así tu hijo podrá beneficiarse de un plan global mucho más enriquecedor y coherente para su formación.   

A muchos padres también les puede pasar que no se paren a visualizar su día a día real. ¿Os falta tiempo y necesitáis flexibilidad y conciliación? Son ese tipo de situaciones que pueden ocurrir de vez en cuando las que pueden marcar la diferencia entre una guardería privada y pública, por ejemplo.  

Si buscas un colegio preescolar para tu hijo, a menudo puede que pienses que lo mejor es el más cercano a casa. Esto te podrá dar mucha comodidad, pero al final lo más importante es que sea el lugar adecuado. Será donde tu pequeño pase muchas horas y aprenda las bases para toda su vida. 

Tampoco pases por alto los valores y la filosofía educativa del centro. ¿Qué pasaría si después te das cuenta de que no encajan con vuestra forma de ver las cosas? Hay aspectos importantes que afectan a cómo educas a tu hijo, y que querrás asegurarte de que se enfocan bien en la escuela infantil que elijas. 

¿Qué aprenderá mi hijo en una guardería privada en Madrid?

¿Qué aprenderá mi hijo en una guardería privada en Madrid?


Pintar, colorear, repetir los números del 1 al 10… Esto es lo que a menudo pensamos que aprenden los niños en la etapa infantil. En realidad en esta etapa infantil se absorbe el mundo de manera increíble. En los primeros años de vida, el ser humano es como una ‘esponja’, tiene una gran neuroplasticidad para aprender. 

Por supuesto que es importante estimular a los niños pintando y cantando. De hecho, con pintura, música y danza, los niños exploran y expresan su creatividad libremente. Leer, cantar canciones y jugar les ayudan a desarrollar vocabulario y aprender a comunicarse. Se sientan las bases de su personalidad, su forma de expresarse y su sensibilidad.  

Una vez dicho esto, la educación infantil no termina aquí. ¿Quieres saber una de las mayores ventajas de una guardería privada en Madrid? Al tener a un profesor especializado y con menor ratio por alumnado, se pueden fomentar más habilidades que las estrictamente necesarias.  

Es la oportunidad de fomentar su desarrollo social y emocional desde una edad temprana. Los niños aprenden a relacionarse, compartir, hacer turnos y trabajar en equipo. También se les fomenta la autonomía y la responsabilidad progresiva según la edad. Los niños participan en actividades que fomentan la toma de decisiones y el desarrollo de una sana autoestima. Aprenden a identificar y expresar sus emociones de manera adecuada, así como a comprender las emociones de los demás. 

Por otro lado, hay guarderías que también fomentan que los más pequeños se expresen en inglés. Si quieres que tu hijo integre el idioma de forma nativa, estos son los años cruciales para lograrlo. Además, este tipo de centros ofrecen una perspectiva multicultural. Esto promueve la apreciación de la diversidad desde la infancia.  

Contáctanos

Guarderías bilingües o en inglés en Madrid

Guarderías bilingües o en inglés en Madrid

¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan?


Muchos padres y madres eligen películas infantiles en inglés en casa para que adopten el idioma. Esto puede ayudar en los primeros años, pero si además se complementa con una guardería en inglés, es mucho mejor.

La educación bilingüe brinda a los niños la oportunidad de aprender dos idiomas desde pequeños. Las guarderías bilingües en Madrid aplican este principio, sumergiendo a los pequeños en un entorno donde el español y el inglés son parte de su rutina diaria. 

En una guardería bilingüe, los niños participan en actividades diseñadas para exponerlos a ambas lenguas de manera natural. Canciones, cuentos, juegos y actividades prácticas involucran el uso activo del español e inglés. La inmersión constante permite a los niños familiarizarse con los sonidos y estructuras de ambos idiomas simultáneamente. 

Este enfoque se basa en la teoría de que los niños absorben fácilmente nuevas lenguas en sus primeros años. Por lo tanto, si consideras un colegio bilingüe para tu hijo, la guardería es el momento idóneo para empezar. 

Además, algunas guarderías como San Patricio en La Moraleja, van un paso más allá y ofrecen educación bilingüe en un entorno multilingüe. Los alumnos están expuestos al alemán y al francés desde el primer año de edad, además de los idiomas principales.  

No solo se trata de que sean capaces de decir palabras sueltas en inglés. La idea es que puedan pensar en más de una lengua, lo cual ayuda a su flexibilidad mental e inteligencia. Además, se promueve su desarrollo neuronal, ya que necesita más áreas del cerebro para comprender y expresarse. 

Otro punto importante del bilingüismo temprano es que favorece la atención en los niños. La concentración es fundamental ante un mundo cada vez más rápido y lleno de información. Si eliges un centro educativo que fomente esta habilidad en tu hijo desde muy pronto, le estarás ayudando a enfocarse y tener más disciplina mental.  

 

Por qué elegir la guardería San Patricio Madrid

Por qué elegir la guardería San Patricio Madrid


El Colegio San Patricio ha sido calificado como el Nº1 en España por el ranking de El Mundo. Esto incluye la guardería en La Moraleja y en la calle Serrano de Madrid. Con un plan educativo de 18 meses y opción de continuidad dentro de los colegios asociados hasta los 18 años, estas prestigiosas guarderías destacan por su excelencia académica y también por los valores que fomentan en los alumnos. 

El modelo educativo de San Patricio va más allá de la simple transmisión de conocimientos. Basado en los pilares de comunicación, autonomía y relación, se centra en el desarrollo de competencias fundamentales, fomentando la excelencia académica. 

Fomenta la inteligencia emocional, el multilingüismo, las artes y hábitos saludables en los niños. Este enfoque abarca desde la etapa infantil hasta el bachillerato, asegurando que cada niño desarrolle sus talentos individuales y prospere en un ambiente enriquecedor. 

Otro gran punto a favor de estas guarderías madrileñas es la educación bilingüe. Si quieres que tu hijo aprenda inglés desde los primeros años, este puede ser otro aspecto decisivo. En un mundo cada vez más globalizado, el dominio de varios idiomas es una habilidad valiosa. La exposición temprana al inglés en la guardería prepara a los niños para comunicarse en un entorno internacional y puede ser beneficioso para su futura educación y carrera. Además, está demostrado que la exposición regular al inglés desde la infancia ayuda al desarrollo cognitivo de los niños.  

Además, los alumnos de San Patricio, tanto de la guardería en La Moraleja como la de Serrano, se sumergen desde que cumplen un año en un entorno multilingüe. No solo se trabaja en español e inglés durante las clases, sino que se fomenta la interacción con el alemán y el francés. Así se pueden ir familiarizando con varias lenguas desde edad muy temprana. 

La alimentación también es esencial en estos primeros años de vida. Por eso, en San Patricio se ofrece comida casera y saludable. Se cuida cada detalle para que los niños tengan una nutrición completa. 

Optar por una guardería privada, como la reconocida Guardería San Patricio, no solo asegura la protección y el cuidado de tus pequeños, sino que también implica un compromiso integral hacia su desarrollo positivo. Invertir en una educación de calidad desde la infancia es crucial para potenciar el talento a través de programas de actividades extensos, y en definitiva, para asegurar el éxito académico y un futuro laboral prometedor para tu hijo.  

Tanto la guardería de La Moraleja como la de Serrano ofrecen rutas de autocar escolar desde zonas como Mirasierra, Montecarmelo, Club de Campo y muchos otros puntos de la capital. Por tanto, vivir cerca no es un criterio indispensable para que tu hijo se pueda beneficiar de una guardería excelente.